• Amores al E3 (S3, D3)

    El E3 es una época maravillosa. Alrededor de los momentos en los que se acaban las clases, antes de los exámenes de universidad, en un momento en el que está cerca el verano, nos pasamos unos buenos días de hype máximo y de dormir poco (sobre todo, para los que siguen a Sony o a Bethesda). Pero una de las cosas que, ahora que hablamos de la muerte de la feria, es poco apreciada, es que es una fecha concreta.

    Esto lo escribo tras una semana completa en la que Nintendo, conocida por sus Directs de Enero (cuento la presentación de 2017 como tal), y en la que muchos estaban anunciando que iba a aparecer el pasado jueves 10 de enero. Por contra, sólo tuvimos un par de anuncios en un "Nintendo Twitter Direct": Yoshi's Crafted World (29/3), Final Fantasy X/X-2 (16/4), Dragon's Dogma Arisen (23/4) y Final Fantasy XII (30/4). La gente, por un motivo o por otro, se preguntó si este Direct de enero sería la hostia, porque esto hubiese sido considerablemente decente para rellenarlo.

    La cosa es que aunque los dos últimos años hemos tenido noticias a primeros de año, y conocemos mucho pero nada más allá de marzo a nivel first, tendríamos alguna información para juegos que requieran de un ciclo promocional más largo: Animal Crossing o Fire Emblem son los juegos que más sentido tienen que hagan drip feeding para que el juego se embeba en las mentes de sus sugestionables seguidores, y en el mío en el que más. De Pokémon, teniendo en cuenta cómo las nuevas generaciones requieren un ciclo inmenso de prelanzamiento (debido a que no sólo es el videojuego, si no también muñecos, anime, películas o cartas), veremos algo pronto fuera de los reinos de Nintendo.

    Y es en eso en lo que me preocupa que las estrategias de comunicación se desenlacen unas de otras: El hecho de tener que venderse unas contra otras requiere de unos plazos fijos, e incluso de un terreno neutral. El E3 sobre todo, pero también las PAX, Gamescom, Tokyo Games Show o incluso The Game Awards hacen que tengan que competir, pero yo lo que aprecio es que esas fechas son "ineludibles". O tienes algo que vender, o sabes que no van a estar, y quita ansiedades a la peñíscola.

    Sin embargo, que Nintendo, Microsoft o Sony tengan apariciones, y más como lo que hace Nintendo, que anuncia dos días antes del streaming en diferido, por separado hacen que sea un nido de angustias. Salvo aquellas veces que sí hay una fecha con meses de adelanto, como quizás sí hace Sony en la PlayStation Experience cuando la tienen, y que es más o menos fija en Diciembre, es una espera eterna para cuando decidan que es el momento correcto para mostrarlo, mientras que la gente, sobre todo si hay algún momento de sequía (y los fans de Nintendo andamos todo el día comiendo sal) en el que la gente espere el siguiente gran lanzamiento.

    Al final, un Nintendo Direct (por hablar de lo que me toca más de cerca) es un ciclo del hype, pero si lo único a lo que voy a poder agarrarme es a eso, es complicado que sepa cuál es la estrategia a seguir. Un Nintendo Direct funciona bien como fórmula para colocar el calendario a corto plazo si no hay una referencia clara, pero sigue faltando un gran evento que haga que éstos se vean como el "Direct de Invierno/Primavera/Verano..." y así facilite las cosas, y eso además requiere de una mayor estabilidad.

    Esto es algo que también ocurre con The Game Awards, y también lo aprecio, pero como se ha visto en las pasadas ocasiones, puede ser tanto una buena como mala forma de acceder y mostrar los anuncios, mientras que el E3 tiene como objetivo mostrar anuncios, que es de lo que va este blog. Si un TGA muestra malos o mal los anuncios, no es un problema ya que no DEBERÍA ser su objetivo, pero si el E3 falla, entonces hay un problema en la estrategia de comunicación de quienes fallan. De cualquier manera, es un tema que bien podría hablarse en otro blog.
    0
Loader
Arriba