• Mis pensamientos sobre el Nintendo Direct E3 2018 (parte 3)

    Este blog no es el primero (debido a su tamaño), así que tenéis la parte anterior por aquí. Si queréis ir al inicio, también podéis desde este link

    Si comparamos este E3 con los dos anteriores, hay similitudes y diferencias. Desde 2016, Nintendo se lo ha jugado (casi) todo a una sola carta: Breath of the Wild (2016), Super Mario Odyssey (2017) y esta vez, Smash Bros. En 2016, como la Wii U estaba muerta y Breath of the Wild iba a salir en NX, pues ni hicieron una conferencia de verdad. Enseñaron un poco de los ya anunciados Pokémon Sol y Luna, y a pastar con un Treehouse sin ningún tipo de cortes. En 2017, con la Switch en modo estampida (la gente no podía siquiera comprar consolas por la falta de stock), había que enseñar que toda la carne estaba en el asador, y ahí salieron varios de los juegos que salieron: Yoshi y Kirby para 2018, Splatoon 2, ARMS, juegos de thirds como Skyrim, Mario+Rabbids o Rocket League, y Metroid Prime 4 y un anuncio del calibre del que hizo EA este año con Star Wars.

    Si me refiero a lo que pasó este año con un desarrollador hablando desde las gradas de lo bonito que iba a ser un juego que no enseñan es porque las características son similares: Star Wars Battlefront 2, como los desarrolladores admitieron, había ido terriblemente de culo y había que calmar a la gente confirmando uno nuevo, y en el caso de MP4 y Pokémon, el motivo es que Pokémon Ultra Sol y Ultra Luna y el Metroid Samus Returns iban a cabrear a mucha gente si no se presentaban para Nintendo Switch. En general, el que mejor parado quedó de los tres fue Metroid, pero básicamente porque esta fue una medida preventiva y no para salvar los muebles como en los otros dos casos.

    También hay una diferencia entre cómo se desarrolló el E3 2017 y el 18: Aunque Mario Odyssey fue el gran juego del E3 para Nintendo, el tiempo en la conferencia fue de unos tres minutos aproximadamente, entre otras cosas porque usaron buena parte de los tres días del Treehouse para enseñarlo ahí. Smash Bros. usó demasiado tiempo en el propio Direct, y aún así, dieron una miríada de oportunidades para ver combates en los segmentos del Treehouse (casi puedo decir que había un segmento de cada dos).

    Podría decir que tenía cierto sentido que tuviesen que comentar los cambios, debido a que en unas horas, tras las finales de Splatoon 2, iba a empezar el Smash Bros. Invitational y había que comentar los cambios, pero también es cierto que había muchos cambios pequeños que sobraban: Dime tú si era importante comentar que Ike iba a tener dos voces (una para su versión de Path of Radiance y otra para Radiant Dawn) o que el diseño de Fox, Falco y Wolf son como los de Star Fox Zero. Hay cosas que sí, pero, como que los ataques cargados se pueden cargar en el aire o que los personajes pueden hacer un “roll aéreo”, pero también hay muchos pequeños cambios que sobraba comentarlos y se podían haber hecho incluso en una previa al torneo de Smash Bros.

    Al final, creo que ese intento de enseñar las notas del parche ha sido tremendamente contraproducente. Si hubiesen acortado el segmento del Smash Bros., y quizás dar un poco más de protagonismo a algún otro juego, cortar el segmento de anuncios en dos más pequeños y te arreglabas un poco mejor el Direct. Al final, varios de los juegos que se mostraron en el E3 por parte de otras compañías nos enteramos de que iban a salir en Switch de casualidad.

    Y luego, en el post-E3, no ha sido la mejor de las formas. Ni el Daemon X Machina ni el Fire Emblem, los dos nuevos juegos que los harcoretas pueden tener más ilusión, no tuvieron ninguna información adicional en las webs. DxM tuvo un segmento del Treehouse pero por “la falta de” las noticias no parece que haya habido sesiones a puerta cerrada; Fire Emblem ni disfrutó del streaming. Es aquí donde veo que Nintendo le ha dado la puntilla: La comunicación, ya ni siquiera con el público si no con los periodistas ha sido nefasta.

    Para repasar un poco: En el pre-E3 se les coló el leak de buena parte de su conferencia, en el Direct no hicieron buen repaso a su catálogo y en el Treehouse y con los periodistas no arreglaron este tema correctamente. El único motivo por el que para mi el E3 no fue para colgarlos del palo mayor de la cancha del Mario Tennis Aces han sido que escarbando correctamente, he sido capaz de seguir la toma de corriente de las cosas que me interesaron: el DLC del Xenoblade, Daemon X Machina, Fire Emblem y Hollow Knight, que en cuanto salió lo pillé sin remordimientos. Claro está, yo lo he logrado porque me encanta la Switch y es mi sistema de videojuegos de referencia; si no fuese así, yo también convendría en calcinar el stand de Nintendo en el E3.
    1
Loader
Arriba