• El videojuego y la posición sobre este del cine

    Lo obvio. A todos nos han surgido preguntas sobre la convivencia entre videojuegos y películas, hoy intentaré que os surjan nuevas preguntas relacionadas (por si no era suficiente con las vuestras) o recobréis el interes por ellas.

    El caso es que "Minecraft" o "MAINCCRA!" (a gusto del consumidor) y su tardía película han sido la razón por la que he llegado a plantearme, de nuevo, todas nuestras preguntas. Por ejemplo: ¿Tanto mama esta industria de la del cine?, ¿seremos capaces de despegar e igualarnos con artes como la pintura, música o baile? o ¿hasta qué punto son ciertas las palabras de Kevin Levine, en las que comparaba al videojuego actual con el cine mudo en su momento?, ¿es de verdad el cine el reflejo a seguir?

    Aunque dudo, mi imagen ante éstas es negativa, hay casos que están muy claros: el "Leitmotiv", a mi parecer una de las mejores paridas del cine. La idea es brillante y aún se conserva útilmente. Originada cuando el cine tenía apenas 70 años. ¿Qué hemos hecho nosotros en 60 y pico? Nada. Además, el cine en aquella época era una jodida revolución artística, cuando aquí nos peleamos por el downgrade de ésto y lo poco que dura aquello. Que sí, que el chico este ha hecho un juego indie que está muy bien, las rebajas de Steam son la repanocha y el último E3 escondió bien el hecho de ser una simple quedada capitalista para comernos la cabeza y amagó un poco en la buena dirección. Pero la realidad es que nos están intentando colar las consolas como móviles y que la gente sigue comprando los CoD y los AC (menos mal que este año no hay). Siempre está el factor de que seamos tontos, claro caso el de las últimas elecciones.

    Otra de mis principales dudas es que si de verdad es el cine el arte en el que nos debemos fijar. Cierto es que en la representación visual somos prácticamente iguales. Pero siguiendo mi concepto, nuestro camino es el del libro. Creo que eso de los argumentos larguísimos y personajes súper complejos no es cosa nuestra. Si no la posibilidad de crear un mundo a partir del jugador y el poder de controlar un personaje, lugar o situación. Al igual que los libros con las letras. ¿Por qué contar una historia con cinemáticas cuando tenemos la posibilidad de controlar la escena? Me parece que nos conformamos con mejor resolución, más partículas en pantalla y esas bobadas innecesarias.

    Puede que simplemente nos terminemos quedando en un arte menor, o que tanta espera acabe valiendo la pena. Pero de una cosa estoy seguro, y es que posibilidades, materiales y oportunidades para desarrollarnos, tenemos.
    0
Loader
Arriba