Un jugador en el tiempo – Acabo de terminar ICO

Front page Foros Videojuegos Un jugador en el tiempo – Acabo de terminar ICO

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Entradas
  • #51771
    JacksJacks
    Miembro

    **** Anticipo que el post tiene algún spoiler sobre el final. Pequeño, pero spoiler ****

    Buenos días a todos,

    Pues sí, en medio de mi excedencia y de mi paro, en vez de dedicarme a lo que me tenía que dedicar, he terminado ICO en su versión HD para PS3.

    Lo había empezado dos veces: la primera se perdió en el albor de los tiempos, probablemente engullido por cualquier juego de moda, quizá un Rayman Origins, quizá un Portal 2, quizá vaya usted a saber. La tosquedad de su control más de una década después, y probablemente los malos vicios adquiridos de juegos teledirigidos (a pesar de pasar más tiempo rajando de ellos que jugándolos), hicieron que la experiencia se frustrase, a pesar de esperar esta reedición como agua de mayo, ya que no disfrutaba de la PS2 que ahora adorna mi estantería.

    La segunda, fue hará algunos meses. Para más inri, me quedé atascado en cierta parte en la que precisamente había dejado el juego la primera vez, y aunque esta vez me aproximaba al juego con renovada tolerancia a las adherencias que el tiempo ha dejado en su gameplay, me hastié. Paré un par de meses debido a mi tozudez (que viene de lejos) y a mi reticencia a apoyarme en cualquier guía. Un jugador tan experimentado como yo (a pesar de tener un dudoso y largo currículum de juegos sin finalizar) no quería mancharse las manos con un material indigno para cualquier jugador con un buen concepto de sí mismo.

    Pero, ay amigo. Este E3. Este E3 del fan service y de la ‘Hysteria’ de Muse. Este E3 en el que Fumito Ueda se levantó para recibir una calurosa ovación, contra todo pronóstico. La cierta timidez de Fumito, figura para mí desconocida más allá de la epilepsia de Pep Sànchez, tumbó de un soplo mis prejuicios, y la mañana siguiente me senté en mi sofá y tras un «¡qué demonios!», tiré de guía y me introduje lo más posible en el mundo de ICO, dejando todos los peros a un lado.

    Aun con la inconsistencia en la continuidad que un jugador adulto suele afrontar y con una miradita más para no perder el hilo, afrontaba durante la mañana de hoy el último par de horas de ICO.
    Esa última hora. Esa última hora en la que te empapas de ese aroma japonés que tanto ha descarriado en el último lustro, ese final junto con su pequeño – pequeñísimo – epílogo tras los créditos que golpea la línea de flotación emocional del jugador, esa banda sonora, ese extremo cuidado en cada plano para seguir golpeando al jugador, que por primera vez – cuando ya es tarde – se siente tan unido a Yorda que le duele el final. En ese momento poco importa ya que técnicamente, a pesar de su lavado de cara, siga siendo un juego de hace 14 años. De hecho, y por un momento en el que sales de la suspensión de incredulidad necesaria y que Ueda diseñó para nosotros, jugadores, piensas por qué hoy cuesta tanto trabajo hacer cosas tan grandes y tan pequeñas a la vez.

    Y así cierro. Cierro intentando plasmar la profunda admiración y conmoción que me han provocado las tres últimas horas, como pocos juegos lo suelen conseguir. A pesar de tener que retomarlo dos veces. En medio de la obsesión por ofrecer mundos abiertos, he quedado maravillado por un universo tan pequeño como puede serlo un castillo. O tan grande.

    #643566
    MominitoMominito
    Miembro

    Yo también lo tengo pendiente y no sé cuando meterle mano 😳

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Debes estar registrado para responder a este hilo.