Avatar
Avatar

zorrillo

@zorrillo

Mensajes 75 Seguidores 5 Sigue a 4
Últimos logros desbloqueados
1 logro
desbloqueado
  • zorrillo, 01/02/2018 @zorrillo, Principiante Offline

    Mario y el árbol de los frutos mágicos de Nintendo

    A veces es conveniente reducir el videojuego a un verbo. Solo uno. Al fin y al cabo cada botón del mando significa hacer algo, es la palabra el dominante en la industria. Resulta muy fácil realizar este ejercicio con juegos antiguos porque sus limitaciones técnicas daban como fruto la simplificación de sus conceptos para que todo pudiera caber en el cartucho de turno. Disparar, hablar, lanzar… y saltar, claro. Se saltaba mucho, porque la limitación de poder moverse solo de izquierda a derecha en la mayoría de juegos 2D significaba que la verticalidad era esencial para darle algo de miga al asunto. Así, el salto fue el verbo rey durante muchísimo años y de algún modo lo sigue siendo. Por tanto Mario es el rey de los videojuegos. Jugar como el bigotudo italiano significa, entre muchas cosas, volver a saltar. De la mejor manera posible, por supuesto.

    [...]

    Aquí el texto completo:

    https://jueguicos.wordpress.com/2018/02/01/mario-oddisey-critica/

    Gracias por leer y un saludo, amigos de Anait.
    2
  • zorrillo, 01/02/2018 @zorrillo, Principiante Offline

    Yakuza over 9000 [Yakuza 0, crítica]

    Lo bonito de Yakuza 0 es que crea una atmósfera que no se ve muy a menudo desde aquella época de PS2. El apartado técnico brilla de manera que es evidente detectar que este es un juego moderno, pero el resto dice lo contrario. Esas escenas de vídeo larguísimas y diálogos por doquier. Esas peleas callejeras deliciosamente absurdas que solo tienen sentido mientras duren, porque una vez se retoma la narrativa las pistolas matan de verdad y no quitan un cachito de vida como si nada. Kiryu, uno de los dos protagonistas, supuestamente nunca ha matado a nadie pero bien que le aplasta la cara contra el suelo a cualquier pandillero que se merezca una buena somanta de palos. Tal vez era más difícil detectar en aquellos toscos polígonos de PS2 si realmente esos enemigos estaban recibiendo un golpe letal o no, pero aquí nadie engaña a nadie. Sin embargo, esta locura de golpes absolutamente espectaculares no pretende ser coherente con nada que no sea el puro disfrute del jugador.

    [...]

    Este es un enclace a mi blog, dónde está la publicación entera:

    https://jueguicos.wordpress.com/2018/02/01/yakuza-0-critica/

    Gracias por leer y un saludo, amigos de Anait.
    0
  • zorrillo, 20/10/2016 @zorrillo, Principiante Offline

    Nintendo Switch: primeras impresiones.

    Se ha presentado la nueva consola de Nintendo: Nintendo Switch.

    Los rumores sobre su capacidad híbrida de ser portátil y sobremesa a la vez son ciertos. El diseño causa opiniones muy diversas: es muy original pero tanto cacharro y transformaciones queda algo confuso, le han dado un toque más "serio" al diseño (de las pocas consolas "modernas" de Nintendo que apuestan por el negro de salida) pero si no te dicen que es de Nintendo puede, peligrosamente, parece una consola Android de estas que nadie se toma en serio.

    El trailer muestra a muchos chavales y chavales jugando, a veces en casa y otras veces fuera, en este último caso interrumpiendo la actividad de turno para ponerse a jugar. Ninguno de los juegos que se han mostrado parecen nuevos, hay un Mario por ahí que sí lo parece pero poco más. Que salga Skyrim resulta agridulce, por un lado tiene sentido porque va a salir la versión remasterizada pero por otro lado chirría ver un juego con tantos años protagonizar el vídeo de presentación de una consola nueva.

    ¿Esto significa que las portátiles han muerto? Parece ser que sí. Ante la amenaza de los smartphones y derivados y la ya prácticamente extinta Vita resulta que el terreno portátil se ha reducido hasta la nada. ¿Con qué se iniciarán los chiquillos en el mundo de los videojuegos? ¿Drama, alivio? ¿Es positivo que ahora se junte todo el catálogo de Nintendo en una sola paltaforma o resulta triste que nuestras queridas portátiles digan adiós para, imagino, siempre? ¿Quién se va a ocupar ahora de mantener la esencia del videojuego portatil?

    Cabe destacar el hecho de que ahora Nintendo no juega en dos terrenos sino en uno. Antes la gran N siempre tenía a sus eficaces portátiles para solventar ciertos fracasos en sobremesa, pero ahora se lo juegan todo a un cacharro.

    Hay ilusión, miedo, ganas, emoción, magia y dudas, muchísimas dudas. ¿Una consola así de pequeña puede mover esos juegos sin problemas? ¿Esos mandos diminutos realmente dan para jugar cómodamente? ¿Esa pantalla no es algo pequeña para jugar fuera de casa a juegos de sobremesa y demasiado grande como para metersela al bolsillo? ¿Realmente las third parties van a apoyarla o eso quieren que creamos? ¿Si pierdo una de las piezas del mando qué ocurre? ¿Vamos a ver una mezcla de juegos tanto de carácter portátil como de sobremesa o veremos solo de esto último con la opción de irnos por ahí a jugar?

    Sea como sea, Nintendo, a su manera, lo ha vuelto a hacer. Y ahora, en la cuerda floja, estamos siendo espectadores de un momento crítico en la historia de la compañía Nipona. Historia, por tanto, del videojuego.
    0
  • zorrillo, 26/05/2016 @zorrillo, Principiante Offline

    Ideas y comentarios sobre Uncharted 4

    Esto que vais a leer a continuación es un comentario a modo de respuesta que puse en el análisis de Uncharted 4 (https://www.youtube.com/watch?v=ZY8-zi_hB84) de Dayo (https://www.youtube.com/channel/UCVBkwO6Ok1De0UfNZdo7-Ag). Simplemente ideas y comentarios sueltos sobre el juego, me salió tal tocho de texto que me sabia mal no compartirlo por ahí.


    Ahí va:

    Uncharted 4 nace, desde luego, como una secuela "innecesaria", pero una vez lo juegas te das cuenta de que la saga no sería lo mismo sin él. Creo que viniendo de tres juegos un cuarto no hace daño y más aún cuando es tan evidente que se trata del último, de la guinda sobre el pastel. Además de lo siguiente:

    - ¿Un Uncharted con la potencia de PS4? Joder... ¿Quien no querría ver eso? Uncharted está muy ligado a la potencia gráfica, a la capacidad de sorprender con escenarios que quitan el aliento y escenas de acción espectaculares. Además, los personajes transmiten más con estas animaciones más pulidas y realistas. Ya no es una cuestión de continuidad narrativa sino de filosofía de juego que define a la saga. Y en este aspecto, en lo gráfico y artístico, es la hostia.

    - Creo que la mezcla entre el Uncharted más clásico y el Naughty Dod de The Last Of Us funciona. Ahondan en los personajes con más cinemáticas y momentos de calma y conversación y al mismo tiempo mantienen las escenas más intensas y espectaculares. Los momentos "coger caja para subir aquí" son una excusa para que, mientras lo hacemos, los personajes hablen e interactuen, lo mismo pasa con ciertos momentos de "escalar por escalar", no tienen misterio y reto para el jugador pero son perfectos para que los personajes hablen y se desarrollen más. Es como cuando Tarantino pone a Samuel L. Jackson y a John Travolta en un coche hablando, aparentemente no pasa nada "relevante" pero lo interesante está en la interacción entre personajes, en cómo lo que dicen y cómo lo dicen les define.

    - Respecto a los tiroteos... Todos hemos aceptado que Nathan no tiene muchos dilemas morales con matar a mercenarios, ¿no? Quiero decir, la saga nunca se ha preocupado por eso y por mucho que esta entrega suba el listón narrativo y de exploración de personajes no veo por qué deberían replantearse eso. La única solución sería prácticamente eliminar los tiroteos y... qué cojones, el daño ya está hecho, Drake lleva masacrando peña desde hace tres juegos, pararse a pensar sobre ello en este juego no pinta nada y sería meterse en embrollos innecesarios. Además, creo que como jugadores también lo tenemos más que asumido, al menos yo. Ah, y me parecen los mejores tiroteos de la saga, con muchas más posibilidades para afrontarlos mediante el uso de la verticalidad y el plataformeo y menos cansinos que en las otras entregas.

    - El juego es muy consciente de que, en el fondo, la saga podría haber terminado en el 3, y lo aprovecha para añadir elementos muy chulos. Para empezar, juega con la nostalgia estupendamente y hay momentos de ponerse tontorrón recordando las aventuras pasadas con el tito Nate. Porque joder... el primer Uncharted salió hace ya casi 10 años, Nathan siente nostalgia y el jugador la siente también porque ha vivido todas esas aventuras. Es un homenaje, no solamente a la saga sino a quien lleva siguiéndola desde el principio, y es maravilloso. Además, el juego se justifica aún más con todas esas escenas "flashback" que ahondan una barbaridad en el pasado de los personajes.

    - Lo de poder palmarla en los scripts no me parece algo grave. A ver, vamos a calmarnos, que si fallas en un scrip vuelves a empezar justo antes del mismo, no es un drama. Luego está el hecho de que, en mi opinión, si participas directamente en el script (que aquí ya no sé si replantearme el llamar a estas secuencias "script", porque me suena en un script hecho y derecho el jugador no hace nada, pero bueno, me entendéis) es mucho más emocionante y sientes que participas en esa situación, no que es una "mini" escena de vídeo en la que no haces nada.

    Sí, vale, no es un juego perfecto ni mucho menos, ni la saga en su conjunto lo es, pero sigue siendo un juegazo como la copa de un pino y un broche de oro para las historias de nuestro querido Nathan Drake. En mi opinión es uno de los mejores juegos de PS4, y la saga en general una de las mejores de la historia del videojuego y posiblemente la mejor en cuanto a juegos triple AAA de la anterior y actual generación. Y lo mágico es que es una saga que gusta a prácticamente todo el mundo, desde el que solo tiene la play para el FIFA y el COD hasta el más "softófilo" que sabe quiénes son Kojima, Miyazaki, Mikami, Molyneux o, yo que sé, los propios Straley y Druckmann.
    4
    6 Comentarios
    • zorrillo, 05/06/2016
      De todas formas, estoy muy de acuerdo en todo lo que dices, si has entendido el texto como una justifiación/respuesta es porque, insisto, lo es. Imagino que, como he dicho antes, no habrás visto lo que he puesto en negrita al principio de todo.

      Y respecto a lo de la típica frase de "no es perfecto ni mucho menos pero..." estoy especialmente de acuerdo con lo que dices, a mí tampoco me hace gracia pero tengo la manía de usarla de vez en cuando, no sé muy bien la razón que me lleva a ello, tal vez el cubrirme las espaldas a riesgo de parecer un fan sin criterio que no es capaz de ver los fallos.
    • zorrillo, 05/06/2016
      Te dejo aquí el vídeo análisis en cuestión: https://www.youtube.com/watch?v=ZY8-zi_hB84

      Este vídeo en concreto no me hace especial gracia porque me da la impresión de que el crítico rebusca demasiado para sacar fallos y los magnifica de manera, en mi opinión, algo gratuita. De todas formas, te animo a que le eches un vistazo al canal porque tiene contenido que me parece muy bueno.

      Por cierto, gracias por comentar! Un saludo.
  • zorrillo, 23/04/2016 @zorrillo, Principiante Offline

    La fórmula Ubisoft

    Compré Far Cry 4 y Assassin´s Creed 4: Black Flag el mismo día. No sé muy bien qué se me estaba pasando por la cabeza, sabía perfectamente qué tipo de juegos estaba comprando y sin embargo me los llevé a casa. Estaban bastante baratos, tal vez era eso, aunque es cierto que salí algo cabreado de la tienda. Quería buscar algún juego que no se excediera en el precio y que no fuera de mundo abierto, o al menos que no me hiciera tachar de la lista misiones secundarias repetitivas. Ya estaba acostumbrado de otros juegos (Far Cry 3 incluido, además de otro buen puñado de entregas de Assassin´s Creed) y conocía esa sensación monótona de repetir la misma actividad una y otra vez con el fin de aumentar el porcentaje de juego completado. Aun así, y sigo sin saber muy bien la razón, compré Far Cry 4 y Assassin´s Creed 4: Black Flag, y a la vez.

    Imagino que, aunque repetitivos, tampoco son juegos aburridos. No lo son, desde luego, de otra manera no me los habría pasado. Sin embargo hay algo que falla, que deja una sensación de insatisfacción y hasta de rabia, de cabreo. Ese “algo que falla” ha terminado convirtiéndose en una fórmula: la fórmula Ubisoft. Le pongo el nombre de dicha empresa porque varias de sus franquicias estrella usan esta fórmula, aunque otros juegos de otras empresas también caen en el saco.



    ¿En qué consiste? Plantear una temática interesante y crear unas mecánicas divertidas para después derramarlo todo sobre una plantilla mediocre y sosa. No falla. En Far Cry 4 tenemos una ambientación exótica y atractiva como es Kyrat (un Nepal ficticio), un antagonista carismático y unos tiroteos bastante entretenidos y que funcionan, y ahí se acaba lo bueno. El resto es una historia genérica, poco interesante y sin chicha, unas misiones secundarias repetitivas y momentos supuestamente profundos o reveladores que no lo son. El juego se mantiene, con dos cojones, porque la base que le da sentido a todo funciona, pero el resto es lo justo y suficiente para que el conjunto no se desmorone. ¿Las mecánicas funcionan y divierten, la temática da para una buena campaña de publicidad? Vale, genial, todo lo demás ponedlo en piloto automático.

    Más de lo mismo con Assassin´s Creed 4: Black Flag, que encima viene de una saga anual y se notan las prisas. ¿Piratas, batallas en barco y búsqueda de tesoros? Pinta genial, si no fuera por el resto del juego. Lo peor es que aquí no todas las mecánicas funcionan como deberían (como el combate cuerpo a cuerpo, muy tosco, le cuesta responder con precisión) y no solamente las misiones secundarias se vuelven repetitivas y simplonas sino que las principales también. Al menos Far Cry 4 tenía misiones principales algo inspiradas, pero en AC 4 parecen secundarias infladas, además de abusar muchísimo del aburridísimo “sigue a esta persona o barco”. Si has jugado a estos dos juegos durante cinco horas y te has molestado en probar alguna que otra misión secundaria ya has visto prácticamente todo lo que el juego tiene por ofrecer. Esto es un fallo gigantesco, evidentemente.

    https://www.youtube.com/watch?v=UOgvbS4GkF0

    Dunkey explica esto maravillosamente en uno de sus vídeos y no puedo estar más de acuerdo en todo lo que dice. El tema es… ¿Si tan de acuerdo estoy qué leches hago jugando a este tipo de juegos? Bueno, digamos que como ya he dicho antes no son aburridos y al final el jugador termina cayendo en un estado de “entretenimiento pasivo”. Está chulo, las mecánicas funcionan, sigamos tachando cosas de la lista. Uno termina cayendo en este bucle porque “joder, tampoco te lo estás pasando mal”, pero una vez sales te das cuenta y… joder, a la próxima no caigo. Podría haberme gastado el dinero en otro juego y el tiempo en, además, otro tipo de actividades más provechosas o, al menos, algo más que “entretenidas” y ya.



    La fórmula Ubisoft, el entretenimiento mediocre, lo máximo en juegos de “pasar el rato” y ya, que se esconden bajo una capa de temáticas interesante y mecánicas correctas. Como ver una “sitcom” con más bien poca gracia pero con la justa para que no cambies de canal y te pases la tarde tumbado en el sofá cuando, sinceramente, podrías haber hecho otras cosas más relevantes.

    No está mal eso de apagar un poco las neuronas y “desconectar” pero, maldita sea, hay maneras mucho mejores de hacerlo.

    Esto y más en mi blog: https://jueguicos.wordpress.com/
    0
  • zorrillo, 05/10/2015 @zorrillo, Principiante Offline

    Silencio a mi alrededor.

    Metal Gear Solid V: TPP ha decepcionado a prácticamente todo el mundo. La historia principal no ha estado a la altura de los fuegos artificiales narrativos de anteriores entregas, el juego contiene muchas misiones secundarias que se repiten con cambios leves y el ritmo de la experiencia resulta bastante irregular. Hasta aquí estoy de acuerdo con todo, a grandes rasgos estos son los principales problemas del juego aunque también existen otros más pequeños (comprar algo y esperar desde 30 minutos hasta varias horas para poder disponer de dicha adquisición).

    No sé si por un afán casi ciego por querer obviar estos defectos o porque realmente algo ha conectado en mi cabeza pero siento que, independientemente de los fallos, la quinta entrega de la famosa saga de Kojima me ha enamorado. Las razones, desde luego, no se reducen solamente a las obvias bondades del título, que las tiene, sino en algo más profundo. Insisto, no sé si mi mente está jugando conmigo como si una especie de resorte se hubiera activado para difuminar los bordes angulosos del juego o es que realmente lo estoy disfrutando, desde el alma. Digo que lo estoy disfrutando porque aquí sigo, con más de 50 horas y las que me faltan. No me importa coger el helicóptero mil veces, tener que llamar al D-Horse para atravesar campo árido y desértico para llegar a la siguiente misión secundaria descaradamente idéntica a la anterior.

    Me divierte, me hipnotiza, y no sé si Kojima está detrás o soy yo el artífice de esta extraña sensación de sufrir y entender los defectos de un juego pero a la vez disfrutarlo como hacía mucho que no lo hacía. Las mecánicas a la hora de jugar son impecables, eso ayuda, y resulta un placer colarse en un campamento enemigo y dejarlos a todos inconscientes para después atarles un globo y ver como el cielo les devora, aunque el proceso se repita hasta un aparente infinito que entiendo que desespere a muchos.

    La historia y los personajes, por su parte, también me han gustado. Soy consciente de lo extraño que resulta que Ocelot y Miller aparezcan como breves ráfagas de aire sin aportar demasiado más allá de consejos y aclaraciones, pero me gusta su posición en el juego respecto al eje central que resulta Venom Snake y por ende yo como jugador. La conexión que siento con el personaje principal me resulta difícil de explicar porque posiblemente sea algo personal, algo que cuaja conmigo y mi forma de ser, una reacción casi mágica que por ahora solo sé interpretar con sentimientos y no del todo con palabras.

    Esa sensación de niebla que me rodea que se traduce en una Mother Base escasa de interacción y unos personajes secundarios que hablan y se mueven a mi alrededor pero una vez se escapan de mi campo de visión se reducen a recuerdos pasajeros. Llego en el helicóptero a mi objetivo, pongo a reproducir un cassete de información o una canción y de nuevo manos a la obra, porque esto es lo que importa, aquí fuera está el corazón de todo. Me recogen, vuelvo a la base y me ducho para quitarme la sangre de encima, líquido rojo que me resulta ya tan familiar como enganchar globos a ovejas.

    El ciclo de la guerra sigue y me doy cuenta de que al final no hay tanta venganza como parecía, se transforma en una especie de comprensible excusa para llevar a cabo todo lo que estoy haciendo. Miller me coge del hombro y me sacude mientras yo ni me inmuto y guardo silencio. Ocelot me anima a usar compañeros en el campo de batalla y yo acepto porque todos comparen algo en común: no hablan. Suena Take On Me mientras estrangulo a un soldado y acto seguido Quiet le vuela la cabeza a otro que venía por la espalda y cae muerto al suelo. Resulta extraño no ver ese 100% al lado de la acción de recoger el cuerpo que ahora no es más que un cadáver. Procuro no matar a mis futuros soldados pero de vez en cuando es lo más sencillo para ahorrarse problemas.

    De uvas a peras aparece un señor con cara de muerto viviente, un ser de fuego acompañado por un niño que levita y máquinas de guerra gigantescas. Todos ellos caen ante mí porque ya no conozco otra cosa, esta es mi rutina y este es mi placer, no le doy más importancia.

    Venom, agazapado al borde de un acantilado, observa el hermoso horizonte mientras el asfixiante sol se ve levemente interrumpido por una ráfaga de aire proveniente del helicóptero que, de nuevo, viene a recogerme. Me subo al vehículo de hélices y aprovecho los últimos segundos antes de que deba cerrar las puertas para seguir apreciando el paisaje.

    En medio de todo, de una historia que no me importa tanto y de unas esperas que se camuflan en mis pensamientos, Venom y yo miramos al horizonte sin pestañear ni dejarnos inmutar por lo que sucede a nuestro alrededor.

    El helicóptero ha llegado a su destino y me bajo de un salto.

    Hacía tiempo que un juego no me hacía pensar ni escribir de esta manera y no sé muy bien cómo interpretarlo. Solo sé que me gusta, mucho, y que quiero más.

    Gracias por leer y un saludo.
    4
    • alexrevg, 14/10/2015
      Desde luego, lo que es indiscutible es que este juego no deja indiferente a nadie, ya sea negativa o positivamente. Me alegro de que haya gente a la que, al contrario que a mi, le haya cautivado esta entrega.

      Saludos!
    • grilloferreyra, 15/10/2015
      No es malo en sí, pero llega un momento en el que se la acaba la nafta y se cae al vacío, solo no es tan bueno como se esperaba, y se esperaba muchisímo
  • Cargar mas actividad
Loader
Arriba