Avatar
Avatar

lukiat

@lukiat

Buenos Aires, Argentina

“to read this bio fills you with determination”

Mensajes 84 Seguidores 11 Sigue a 51
Últimos logros desbloqueados
0 logros
desbloqueados
  • lukiat, 20/10/2017 @lukiat, Principiante Offline

    '¡Mother!' no tiene sentido, y está bien

    Hace aproximadamente un mes fui al cine a ver '¡Mother!', una película de la cual sabía poco y nada, pero que de todas maneras me tenía intrigado. Estaba dirigida por Darren Aronofsky, la mente detrás de 'The Black Swan' y 'The Wrestler'', y estaba mi amiga personal Jennifer Lawrence.

    Ví el trailer y muy bien no pude comprender de qué podía llegar a tratarse, y las críticas que había llegado a leer y a ver parecían tan confundidas como yo. Eso sí, en algo coincidían: significaba algo más allá de la historia que contaba.

    Soy un poco impresionable, no voy a mentir, pero eso no quita el hecho de que cosas PASAN en esta película que te dan ganas de mirar a otro lado. Cosas perturbadoras, o que en este caso me dieron ganas de irme de la sala más de una vez (3 para ser exactas). Al fin y al cabo, es una película de 'horror'.

    Al terminar la película, mi novia me miró y me dijo, pálida: "No tengo ni puta idea de que acabamos de ver"

    Y es una reacción válida. Es una película diseñada para polarizar a las audiencias por sus imágenes ultraviolentas, y una sensación de locura incipiente a cada frame que pasa. Mi sensación había sido una distinta, ya que había relacionado la película con otros sucesos, le había dado un significado a algunos de los personajes (o por lo menos eso había intentado). A pesar de todo esto, la experiencia había sido una que me había dejado con una sensación fea en el pecho.

    A lo cual, comenzamos a discutir acerca de qué podía significar cada una de las situaciones que sucedieron, qué rol tendrían los personajes principales y secundarios en ella, y qué podría llegar a ser lo que haya querido decir el esquizofrénico de Aronofsky con esta película.

    Llegamos, nos tiramos a dormir, y al otro día recién a la tarde, luego de charlarla entre mates, pudimos llegar a decir que habíamos logrado comprender qué era lo que el cineasta había querido comunicarnos, y qué era lo que pasaba.
    Luego de terminar de hacer ese análisis, la sensación fue otra. El todo, sin lugar a dudas, es mucho más que la suma de las partes en este caso. Pero aquí va el punto:

    '¡Mother!' es una historia que es incoherente, si no se la toma como una metáfora acerca de otras cuestiones. Es una película que está diseñada para ser hablada, que tiene mensajes que a primera impresión pueden parecer abstractos, pero que tienen mucho contenido.

    Recomiendo a todos que vayan a verla.
    1
    6 Comentarios
    • foreverramone, 30/10/2017
      Jajajaja, de nada. Otra cosilla, The fighter es de otro director. Darren dirigió The Wrestler. (Soy la mierda, perdón). Mother tengo ganas de verla, a ver si le dedico un rato.
    • lukiat, 30/10/2017
      Esto me pasa por hacer las cosas a ojo... La próxima voy a chequear un poquito más, je.
  • lukiat, 20/10/2017 @lukiat, Principiante Offline
    No quiero terminar The Witcher 3.
    0
  • lukiat, 29/09/2016 @lukiat, Principiante Offline

    The Stanley Parable y las encrucijadas de las relaciones

    Una vez yo tuve que afrontar una decisión, que dependía totalmente de mí, y de la cual yo sabía que iba a tener una gran repercusión sobre mi vida. Debía elegir entre dos mujeres, entre A y B. Con A tenía una relación de amistad de años, y hace poco ella me había contado que me veía como más que a un amigo, cosa que fue un puto delirio porque me encantó desde siempre (yeah, highschool crush). Con B nunca hubo amistad, sino que siempre fue un ir y venir de nunca ponernos de acuerdo. También estaba enamorado. Hubo en un mes en mi vida en el cual yo paralelamente mantuve estas dos relaciones, por un lado y por el otro, y en ese mes yo sentía que quería mucho a estas dos mujeres, pero que tenía que tomar una decisión: estaba en una encrucijada.

    En ese mes estaba en el medio de una verdadera encrucijada, una situación en la cual no importa que decisión tome, iba a alterar mi vida, y de la cual me iba a arrepentir en algún momento, necesariamente. Así es como lo tomé yo, y así es como fue. Terminé eligiendo a B, con la cual tuvimos una relación excelente que terminó hace unas semanas. ¿A, preguntarás? Se fue a México (soy de Argentina) por trabajo, dos meses después de esta situación, y se ha quedado a vivir ahí.

    En The Stanley Parable, se nos presenta una situación similar, pero distinta: nosotros jugamos como Stanley, un oficinista el cual tiene como trabajo apretar botones apenas llegan a su pantalla. Un día dejan de llegar órdenes, y un narrador (el Narrador) comienza a contar lo que vamos haciendo, con cosas como “Stanley se levantó, y salió de su oficina”, y “Stanley caminó por el pasillo, hacia el hall de la empresa”. Luego, la primera encrucijada se presenta.

    Dos puertas están frente al jugador, una puerta a la izquierda, y otra a la derecha. Al presentarse esto, el narrador anuncia: “Cuando Stanley se encontró con estas dos puertas, eligió la puerta de la izquierda”. Ante esto, nosotros podemos seguir la historia que el Narrador tiene “preparada” para nosotros, y seguir sus órdenes al pie de la letra, para poder llegar al final que supuestamente está escrito para nosotros. Podemos también, tomar la otra puerta, e ir contrariando al Narrador, cosa que logra ponerlo furioso y da los más graciosos momentos del juego.

    Hay un final en particular, en el cual nosotros estamos ante el botón de ON/OFF de la máquina que maneja la “Mind Control Facility” (Instalaciones de Control Mental), y ante esto, nuestro Narrador nos anuncia como Stanley desconectó la máquina, así se podría zafar de los malvados seres que gobernaban ese lugar. Si elegimos que no, el Narrador exclama indignado “Oh, tenías que ser ambicioso, no, Stanley?! ¡¿Querías todo el poder para ti, no es así?!”.

    Acto seguido, la máquina comienza un proceso de autodestrucción, en el cual comienza un conteo de 5 minutos, con alarmas y todo, en el cual se nos recrimina por nuestra avaricia, y por nuestra estupidez como seres humanos detrás del teclado. Se nos encierra en una habitación con una parva de botones de muchos colores, tamaños y números mientras corre el reloj, lo que nos lleva a nuestro gran instinto como jugadores prácticos: ¡intentar solucionar el puto asunto, pues claro!

    Pero luego de correr para todos lados, y de hacer las combinaciones de colores que querramos, y que se resetee el timer para “darnos más tiempo” porque el Narrador se siente compadeciente de nosotros, es él quien nos hace notar que hagamos lo que hagamos, no hay una verdadera solución para la encrucijada en la que nos ha metido nuestra decisión, que todos los esfuerzos que realicemos de combinaciones de botones parpadeantes eran absurdos, que nada que hagamos tenía sentido. Nuesta avaricia nos llevó a esa situación, nosotros tomamos una decisión y ahora debemos afrontar las consecuencias.

    Cuando termina el conteo, se escucha una explosión. Pantalla en blanco, un zumbido como de aturdimiento. Aparece una pantalla de carga, reaparecemos en la oficina, y empezamos de nuevo.

    Estaría bueno que la vida fuese así, a veces.
    6
    4 Comentarios
    • drtenma, 06/10/2016
      Los videojuegos son más sencillos, para empezar en la vida real nadie ni nada nos avisa si una elección es importante.Es más, ni tan siquiera cuando somos capaces de reconocer que estamos ante una encrucijada, podemos estar seguros de que ésta tenga una elección "buena".

      Como dices, en general siempre nos arrepentimos de determinadas elecciones independientemente de lo que eligiésemos. Pero en la medida de lo posible siempre hay que evitar vivir en el pasado y en esos caminos no tomados puesto que no vamos a poder cambiarlos.
    • lukiat, 06/10/2016
      @drtenma es que siempre podemos hacer el ejercicio de pensar el ¿Qué tal si hubiera elegido otra cosa? y reafirma lo que dices, puesto que podría haber estado bien elegir lo otro por muchas razones, y mal por muchas otras, pero la cuestión ya está decidida.
      Personalmente me costó mucho convivir con la culpa obsesiva de haber elegido una por sobre la otra, pero es eso que dices, no hay que vivir en el pasado.
  • Cargar mas actividad
Loader
Arriba