• Una visión "pesimista" de God of War

    SPOILERS

    God of War es un buen juego. Su sistema de combate es sólido y contundente, su trabajo artístico es encomiable y el esfuerzo que pone en cada uno de sus apartados es y será digno de elogios. La aventura de Atreus y Kratos es un inteligentísimo y estudiadio compendio de mecánicas y situaciones que han sentado cátedra y a su vez un vaivén de sorpresas más o menos predecibles y de altibajos, que se permite esconder y aplazar muchas de sus cartas para una hipotética continuación.
    Mucho de lo que plantea en su tramo final choca frontalmente con la idea crepuscular que muchos nos hicimos con su campaña publicitaria, y lejos de ser sólo un más que digno punto final a un emblemático personaje, como ya lo fuera Uncharted 4, es además un pequeño festival de referencias y de cliffhangers que cocinan a fuego lento.

    El mejor tramo del juego es, sin duda, el primero, donde todo lo que se nos vendió está ahí: un Kratos que quiere esconder su pasado pretende viajar con su hijo a la montaña más alta de los nueve reinos de la mitología nórdica para esparcir las cenizas de su otrora mujer y madre del chico. El plano secuencia es un ingenioso añadido a una historia visualmente arrolladora; no deja de sorprender mirar el reloj y haber pasado dos horas jugando sin darte cuenta por que todo se sucede con una fluidez increíble, pero ésto desaparece cuando las opciones te empujan hacia menús más o menos desacertados y hacia mecánicas innecesarias. Por un lado, God of War, es una consistente aventura de acción que celebra la "madurez" del medio y cómo los personajes evolucionan, pero por otro se contradice cargándose su atractivo cinematográfico con pomos, encantamientos, runas, piezas de armadura y habilidades que equipar, todas clasificadas por colores que todos entendemos de sobras, por que son una garrapata en la barba de Kratos que ni siquiera él puede quitarse de encima: Las armaduras que nos dejan los cofres nos invitan a comparar sus diferentes atributos, y las runas de ataque hacen lo mismo, llevándonos a menús donde se explica mediante un vídeo con qué estamos trabajando.
    Todo es un punto más engorroso de la cuenta cuanto más avanza la aventura, y ésto se acrecenta más y más conforme nos acercamos al final por que, cuanto mejor y más completo es el sistema de combate más automatizamos esos pequeños ticks en los menús y diluimos la narrativa de la que God of War pretende hacer gala sólo a ratos.
    Lejos de las treinta y cinco horas que insinuaban desde Santa Mónica que duraría el título, completar la historia principal sin explayarse en las más que correctas misiones secundarias que plantea, entre veinte y veinticinco horas son más que suficientes para acabar con Baldur habiendo acabado con sus dos sobrinos y teniendo lejos ya la última batalla titánica. La trama se estira un poco más de la cuenta y, entre los jefes finales se encuentran nueve (¡NUEVE!) Trols armados con una enorme roca y otros tantos gólems dispersados por el mundo, y los encuentros con deidades y monstruos mitológicos durante la historia principal se antojan cortos.
    Hay una especie de disonancia entre lo que se pretende hacer y en lo que se convierte una partida y eso no tiene por qué ser malo: este God of War es un juego menos frenético pero igual de contundente y visceral. Las escasas interacciones entre personajes son más que correctas y hay muchísimas ideas muy inteligentes dispersadas aquí y allá. Es un videojuego totalmente autoconsciente y lo demuestra sobretodo en los últimos compases del juego, donde se insinúa más de lo que se enseña, y aquí viene mi problema con este juego: Me ha tomado por tonto.

    Entiendo que God of War necesite ser más videojuego que The Last of Us por que la herencia de Kratos pesa mucho, y estoy seguro que muchos encontrarán alicientes en coleccionar, mejorar y craftear para Kratos y Atreus. Puedo comprender que se vea a sí mismo como una pequeña historia, potente y pasional, que no quiera tirar la casa por la ventana por que Kratos intentará evadir conflictos innecesarios y querrá mejorar durante la aventura su herencia para Atreus.
    Lo que empeora mi imagen de God of War es su final: Atreus es o iba a ser Loki, condenado a desatar el Ragnarok y a acabar con la supremacía de los Dioses nórdicos, despiadados y obsesos con el poder y el conocimiento. La sombra de Odín y de su primogénito Thor se siente cerca durante la aventura, pero al terminar son sólo referencias que se preparan para más adelante, para una continuación. Sabemos que Kratos está condenado a morir pero no lo hace, y mediante una escena secreta sabemos que Thor buscará venganza, pero tampoco lo hace. God of War no puede ser a su vez un increíble ejercicio narrativo y un compendio de mecánicas prestadas al igual que no puede ser una trágica historia de redención y a su vez una historieta de superhéroes que desea continuar aplazando lo mejor siempre para más tarde, desintegrando su valor como obra narrativa.
    2
    11 Comentarios
    • molinaro, 07/05/2018
      @frosty Gracias por echarle un ojo. A mi me gusta más éste GoW que todos los demás y valoro mucho el esfuerzo que han hecho para resucitar a Kratos y que sea un personaje válido para una aventura de acción narrativa en 2018. El sistema de combate es una pasada también. La cosa es que toda la trama está diseñada para que haya un segundo juego, TODO, eso no es dejar una puerta abierta (como ya lo hiciera GoW3) sino condicionar toda la obra y emplazarte a jugar al siguiente, donde sí pasarán cosas. Todo lo mejor del juego está en la primera mitad y después todo es esperar a que te traigan el segundo plato en el restaurante pero te dicen que hoy no, que cierran cocina. Lo de la escena secreta ya lo vi lamentable.
      Por mi parte lo mismo: si sale una segunda parte estaré ahí como un hijo de puta por que el juego me ha gustado mucho, qué cojones.
    • frosty, 07/05/2018
      si, a mi tmabien me gusta mas este kratos que el viejo (el juego no se, aun debato conmigo mismo pero kratos en si sin duda).

      la escena secreta si , es verdad que es rastreta, pero les salio bien porque yo casi me hago pis.
      este gow a mi me hace pensar en una novia que me engaña pero es tan pero tan jodidamente guapa que mejor miro pa otro lado y me sigo divirtiendo. mientras voy reservando la ps5
Loader
Arriba