• Mis GOTY 2017 - PLATA - Persona 5

    [Intentaré repasar brevemente los tres juegos que más me han gustado este 2017 y compartir con vosotros lo que me entusiasma de ellos. Seguimos para bingo con la (hipotética) medalla de plata: Persona 5, lanzado cuatro de Abril de este mismo año, a pesar de haber salido en Septiembre de 2016 en Japón.]

    Persona 5 empieza en un tono muy curioso: Todo lo que pasa durante las primeras horas de juego hace que te sientas rechazado.
    Con unos antecedentes penales que parece que van a marcarte de por vida te ves obligado a alejarte de tu familia y a vivir en el desván de un modesto bar en una calle poco céntrica de Tokyo. Repudiado por la persona que ha de velar por ti y por gran parte de los estudiantes de tu nuevo instituto, se construye un relato ciertamente pesimista, y por si no os lo he contado ya: eres totalmente inocente sobre lo sucedido y ese supuesto delito que has cometido no es más que un terrible castigo a una acción ciertamente heroica. Al cabo de unas horas, ese contexto de rechazo coge enjundia y el juego te habla de una sociedad borreguil y podrida hasta la médula, pero a su vez, y conforme avanza la trama, ésta te hace interactuar con diferentes personajes que hacen de nexo entre el jugador y sus aficiones e inquietudes y que me hace pensar que Persona 5 es un juego que trata sobre el amor.

    En un juego que cabalga constantemente entre una crítica social más o menos light y una declaración de amor a la vida es complicado gestionar las mecánicas y que encajen con cierta soltura. El juego se divide en dos con una solvencia sorprendente pero también lo hace a la hora de enfocar los temas que quiere tratar. Parte de la trama central te lleva por diferentes mazmorras de las que tienes que salir victorioso para poder arreglar los problemas que causan ciertas personas conflictivas, y habitualmente todo esto nos llevará a reflexiones sobre la sociedad, sobre el mal que hacen estos antagonistas o sobre la crudeza de las consecuencias que tienen para otros personajes que sufren estas conductas. La incursión a estas mazmorras es limitada y suele hacerse con cierta planificación, así que el juego tiene a bien en convertirse radicalmente para ser una especie de simulador social que te hace tratar con diferentes personajes que, de una manera u otra, te ayudan para afrontar la parte mecánicamente más rolera.

    Frecuentemente todas las conversaciones que mantengamos con alguien son fructíferas. Nosotros, como jugadores, gestionamos el tiempo que tenemos considerando quién nos importa, quien nos gusta o a quien queremos ayudar. Podemos dedicarnos a nosotros mismos y potenciar nuestras aptitudes, cuidar nuestro aspecto, alimentar la mente en la biblioteca del instituto o hacer deporte. Escojamos lo que escojamos, el juego siempre nos recuerda, de una manera u otra, lo bueno de la opción que prefiramos tomar. Es fácil sentirse mal ignorando a un amigo, pero también es importante cuidarse a uno mismo. Podemos descuidar un examen final de trimestre si creemos que ayudar a un compañero de clase a resolver un problema que le reconcome es una mejor idea. Sea cual sea la opción, el juego siempre nos demostrará que nuestra opción, sea más o menos eficiente para el desarrollo de la partida, es una buena opción simplemente por que quisimos tomarla. Objetivamente hay decisiones mejores y peores que pueden allanar nuestra partida o hacerla más complicada, pero el juego consigue que lo importante sea actuar consecuentemente con nosotros mismos y cuidar los aspectos que más nos importen, y por extensión a las personas que mejor nos caigan y las relaciones que nos hagan más felices.

    Habiendo jugado cerca de noventa horas en poco más de semana y media a penas recuerdo muchos de los enemigos o escenarios más representativos del juego. No consigo recordar tampoco la mayoría de palacios o la trama que te empujaba a recorrerlos, y, sinceramente, no creo recordar ni cómo se peleaba. Persona 5 es un excelente juego de rol, con un diseño increíble y un trabajo de doblaje demencial. Destila carácter y es divertido, su argumento te engancha, y a pesar de ello sólo recuerdo la satisfacción de portarme bien con quien quise hacerlo y dedicar mi tiempo a lo que de verdad me importó.

    Me dediqué en cuerpo y alma a disfrutar de Persona 5 y me regaló más de cien horas de cariño por los detalles y de eso sí me acordaré. Aquí va la medalla de plata para los GOTY 2017.
    1
Loader
Arriba