• La arquitectura nihilista de Edith Finch (ii)

    El inicio del viaje de Edith comienza poco a poco, con guiños y escenificaciones de la vida misma: la forma de entrar a la casa es gateando, atravesando la trampilla del gato en el garaje. Una vez dentro, el acercamiento a los recuerdos familiares es tímido. El primer vistazo a sus habitaciones es utilizando las mirillas que la bisabuela Eddie puso en todas las puertas al clausurar las habitaciones; es un enfoque cauto y tímido, como el de un niño pequeño, para luego buscar agujeros por los que colarse y ver todo como verdaderamente es. Cuando Edith toma conciencia de su historia familiar es cuando se atreve a irrumpir en los dormitorios sin ningún miedo. Ahora conoce más al resto de Finchs, sabe más de sus vidas y también sabe más de sus muertes.

    Descubre que es una familia atormentada. Que todos han pasado por momentos malos y que, en general, ninguno ha llegado muy lejos. Puede que la vida de algunos miembros sí les haya permitido alcanzar la vejez, pero no han conseguido disfrutar una existencia plena; nunca han alcanzado un objetivo socialmente aceptado como bueno o una meta que nuestro entorno haya considerado aceptable.

    Aquí comienza precisamente el nihilismo filosófico; pero así como el físico es evidente, representado con la casa, este otro debemos buscarlo nosotros a través de los ojos de Edith. El primer sentimiento que despierta en nosotros al observar las experiencias de sus antepasados es la tristeza. Y eso es lo normal. Nuestra pena no sólo por el fallecimiento de los Finch, sino porque no han conseguido nada antes de que les llegase su hora. Pero si seguimos mirando tenemos en nuestras manos todas las herramientas necesarias para entender el verdadero mensaje.

    La primera se encuentra en el diseño. Las historias de la familia Finch llegan a nosotros en forma de una especie de minijuegos que ahondan principalmente en cómo fueron sus muertes. El sinsentido es abrumador; la muerte no es un juego. Pero si alteramos un poco el orden quizá entendamos que dejar atrás nuestra existencia física es una parte más de vivir; que las convenciones, las normas y el objetivo final que nos han inculcado carecen por sí mismo de sentido. Puede que lo que tengamos que hacer, mientras podamos, es disfrutar de lo que tenemos y no preocuparnos por lo que pueda venir. Eso no está en nuestras manos.

    Mirando más allá de los propios juegos, de sus historias y sus moralejas, con cada nueva habitación ganamos un recuerdo. Las nuevas experiencias pasan a formar parte de Edith, de su existencia y de su forma de entenderla; está claro que cuanto nos acontece acaba siendo una parte de nosotros mismos. Mientras Edith descubre su historia familiar por sí misma también comienza a conocerse mejor; encuentra sentimientos y pensamientos que no tenía antes de volver al hogar familiar. Y por supuesto, va dejando de lado todos aquellos con los que había ido cargando.

    Igual que las habitaciones de la casa de los Finch se van apilando una tras otra, lo que Edith vive por sí misma y a través de sus parientes se acumula en su ser y en cómo entiende la vida. Aprende que para sobrevivir hay que ser fuerte; que es mejor disfrutar 3 horas que estar 30 años resentido; que no hay nada fuera de lugar en todo aquello que nos han hecho creer que significa nuestra existencia, quizá es que simplemente haya demasiado. Lo que queda de Edith Finch es la negación de una finalidad superior y de todas esas ideas preconcebidas. Es comprender que nuestros actos determinan quiénes somos y que está en nuestras manos dirigir nuestra vida.

    http://chameleonteacher.com/
    1
    8 Comentarios
    • ivb1973, 26/09/2017
      ¡Yes! Y cuando llegue el momento compartiré con vosotros mi lectura optimista de la obra de un modo más ordenado jeje
    • riojakira, 26/09/2017
      El orden es lo contrario al nihilismo, no había posibilidad de hacer algo así en este texto @ivb1973 . Además, la visión nihilista ni es ni positiva ni es negativa, es simplemente otra forma de ver la realidad que nos rodea. Esta ha sido mi lectura, cada uno tendrá la suya :)
Loader
Arriba