• Resacón en Los Ángeles: Una obra teatral post E3 (3)

    Acto 2, parte 1: Lo que la render esconde.
    Por: @chocodrop
    Año 2017. Localización: Algún lugar de los Ángeles, Exterior. Noche.

    Sale de un portal en una callejuela mal iluminada una silueta con paso torpe, como el paso de un game developer corriente. Un señor no muy alto, mediana edad, camisa con lamparones por fuera del pantalón, barba de una semana y manchas de sudor en las axilas, su olor agrio se puede captar desde la costa este. Habla por el móvil, bastante nervioso:

    - ¿Como que..? Espera, os he acabado el puto trabajo a tiempo…

    (Voz ininteligible de mujer al otro lado de la línea)

    - No, No me vale! hasta mañana no abren los bancos para cobrar este puto cheque! Quedamos en que iba a cobrar en metálico, ¿como coño voy a pagarme un hotel esta noche?

    El personaje aumenta su exaltación, le tiemblan las manos, quizá fruto del estrés o quizás de los 6 cafés que ha tomado esa noche. Se oye a un bebé llorar a lo lejos, luego el silencio.

    - Oye, mira, déjalo, voy a buscarme la vida, paso de hablar con una operadora.
    Cuelga.

    Aun entre temblores, entra en twitter y empieza a buscar entre sus followers.

    - No...no...no...!Bingo¡, aquí estás - dice al llegar a la cuenta de Phil Spencer - A ver tu último tweet…

    El tweet en cuestión es una foto de un vaso de whisky con la inexplicable apariencia de estar preparado para un niño de 5 años, acompañado con la frase “celebrando el E3 con mis colegas en el pub Next-Gen, como cada año”.

    - No me pilla lejos, a la mierda todo, éste mamón me va a oír. - Se dice mientras arranca a correr hacia la calle principal.

    Se oye un “clinc” a su paso, con el sprint lleno de furia una pequeña chapa se ha caído en alguna parte del oscuro callejón. En ella pone “CGI designer - Rare”.

    Localización: Pub Next-gen, interior. Noche.

    En otro lugar, Phil Spencer apura un sorbo de whisky apretando los carrillos y achinando sus ojitos desprovistos de alegría sin apartar la mirada de la tv. En las noticias están hablando de la conferencia de Microsoft y se ve a él mismo en una miniatura, mientras la presentadora comenta el evento.

    - Perdona - dirigiéndose al barman - Ponme otro. Sin hielo.
    - Aún no se ha terminado esa copa señor…
    - Y que no se te olvide la sombrillita esta vez.

    Con un largo suspiro, Phil, se presiona los ojos con los dedos índice y pulgar mientras agacha la cabeza. Se oye la puerta.

    - ¡Ahí estás, petit brioche!

    Aparece la figura de tito Bill - A él le gusta que le llamen así - y se sienta ágilmente en el taburete contiguo a Phil. Su mirada se desvia un momento hacia el Donkey Kong nintendero que se está inflando de alitas picantes en una esquina del local.

    - Reggie… - Saludo con desdén Bill.
    - Bill… - Respondío con desgana Reggie mientras levantaba un chupito de tequila a modo de saludo.

    Ambos se ignoraron inmediatamente después del saludo, Bill volvió a dirigirse a Phil.

    - No te levantes, hombre, que me voy enseguida.

    Phil asiente mientras vuelve a fijar la mirada en el vaso que acaban de servirle, no dice nada, pero le molesta sobre manera que el barman se haya olvidado de nuevo de la sombrillita. Suspira profundamente. Bill agarra la copa descartada a medio terminar de Phil y se la acaba de un trago para dar acto seguido un golpe en la mesa con ella.

    - ¡Caballero, un daiquiri bien cargado!. A lo que iba, - dice mientras apoya su mano en el hombro de Phil.

    Este sigue inmóvil mirando el vaso.

    Has estado genial, fantástico, ¡soberbio! No esperaba menos de ti ¡un 10, chapó!. Oh, y todo eso del “pushing the boundaries” ¡Dios! Te juro que pensaba que no tendrías cojones a soltar ese topicazo. ¡Hijo de puta!, me has costado 20 de los grandes contra el atontao del Tim Schaffer, y este por dinero mata ese a su madre ¡Jodio zampabollos!- dice soltando una sonora carcajada.

    Bill se bebe el daiquiri de un trago y se arregla el peinado de informático de los ochenta con un torpe movimiento de informático de los ochenta.

    - Oye, la cosa esa de mi familia y… - empieza a decir Phil.
    - Pero bueno ¿estas son las celebraciones que me das? ¿no pensarías que iba en serio eso seguir al colegio a tus hijos, no?


    - !La pequeña tenía una cabeza de caballo en su taquilla y un sticker con el logo de windows 10! Dijo Phil mientras se levantaba del taburete.

    Bill le hizo un gesto con la mano al barman para que se metiese en el almacén. El barman suspiró y desapareció tras la cortinilla a paso lento.

    - Ya sabes cómo funciona esto, a veces hay que motivar al personal y llevabas, para qué engañarnos, unos días así así, de bajona. Era una bromita entre amigos hombre, cosas del trabajo, te apreciamos mucho retaquete. -Bill removió paternalmente el pelo de Phil.
    - ¿Y lo del tío con el rifle en el palco de la conferencia? ¡Si tenía un compañero al lado pasándose el dedo por el cuello mientras me acuchillaba con la mirada! - Gritaba Phil mientras se llevaba las manos a la cabeza.

    Se hace el silencio.


    Continua en la parte 2 del acto 2
    8
Loader
Arriba