» AnaitGames » Artículo » Las fiestas de Nochevieja: la parte musical

From the cradle to the dancefloor

Las fiestas de Nochevieja: la parte musical

por Departamento de Juergas, 31 de diciembre de 2012 a las 21:00 -

Las fiestas de Nochevieja: la parte musical

¡Canallas! Cómo os gusta la fiesta: más que a un tonto un lápiz. Bien que hacéis: a veces hay que desconectar y buscar esa otra fiesta que hay en el centro del vacío. El año pasado este excelente Departamento de Juergas, subcontratado por AnaitGames para traer felicidad y jolgorio, ya os trajo una guía razonada para montar una fiesta en Nochevieja que esperamos os hiciera mucho bien; le faltaba, eso sí, swing, le faltaba ritmo, le faltaba música: teniendo en cuenta que los efectos de sonido ya los poníais vosotros con los brindis y las risas, sólo nos queda poner la música. A eso vamos.

Tiene más de propuesta que de imposición, claro, porque en estas cosas sólo hay una norma irrompible: el ron para los piratas, y vosotros ahora todos compráis las cosas en Steam, como las personas. Sólo nos queda volver a recomendar echar un vistazo a la guía del año pasado, quitarnos el sombrero al esperar que os guste la de este y pediros que si podéis, por favor, subáis hielos a la habitación 409. La reconoceréis por el confeti.

Parte I: Introducción

No queréis estar toda la noche encerrados en casa, pero un par de horas al menos no van mal. ¡Al lío! Qué mejor para calentar, mientras llega todo el mundo, que unos cuantos clásicos con temática navideña. La rama musical de nuestro departamento de juergas se ha centrado aquí en los que tienen, principalmente, como protagonista al cambio de año, ese highlight anual en el que estamos convencidos de que vamos a dejar de fumar, que vamos a apuntarnos al gimnasio y que vamos a empezar a tratar a nuestros seres queridos como se merecen. Hay algún clásico muy básico aquí: arrancar con Happy New Year de ABBA es, efectivamente, un salto al vacío muy importante: pocas canciones tan malrrolleras ha dado el pop; no pueden faltar las Ronettes, aunque Santa Claus ya está de vuelta en casa; Frank Sinatra y Tom Waits son indiscutibles; Camera Obscura aporta elegancia y luz como la mejor de las chimeneas, y Kid Rock es el punto redneck que siempre da un toque de color a todas las fiestas.

En cuarenta minutos debería dar tiempo de sobra a aclimatarse: las copas deberían estar ya sonando, las conversaciones ya en marcha y los ánimos ya subiendo. ¡Bien! DJ Phono marca la transición hacia la segunda parte con una canción que, aunque titulada New Year Eve, nada tiene que ver con las anteriores: es momento de pasar a la...

Parte II: Nudo

Una hora de música electrónica debería bastar para mantener el ritmo, seguir la charleta, empezar a hacer chinazos en los sofás y quizá presenciar (o protagonizar) alguna escapada furtiva a los dormitorios para darle un sentido al muérdago que hay colgado en el techo. No queréis que vuestra casa parezca Scorpia ni perturbar la paz de nadie (principalmente la vuestra: los vecinos son otro asunto), así que ajustad el volumen de tal forma que la música tenga presencia pero permita charlar sin hacer paripés innecesarios. Esta es la parte más intercambiable y abierta a sugerencias: damos por supuesto que no tendréis el Spotify encerrado con mecanismos de alta seguridad, y lo importante es pasarlo bien y evitar que los pesados que quieren ron insistan en por qué no habéis comprando ni una mísera botella.

Hay un poco de todo: propicia el movimiento y el subidón, que es lo que queremos, y por eso está el remix de A-Trak de Heads Will Roll, de Yeah Yeah Yeahs, el trallazo de Major Lazer Original Don, un pequeño highlight macarra, y la extraordinaria Crescendolls de Daft Punk, aunque de estos podéis poner la que queráis. También están elegidas de forma un poco supersticiosa: igual que algunos sacan la maleta de paseo o se ponen ropa interior roja para propiciar el viaje y el amor en el año que entra, nosotros escuchamos a Teophilus London y su Girls Girls $ porque tenemos las cosas muy claras.

Esta segunda parte dura una hora; damos por supuesto que entre añadidos, peticiones, descartes y momentos espera-baja-la-música-que-quiero-enseñaros-un-vídeo-de-YouTube la cosa se puede alargar. En cualquier caso, no olvidéis que la idea es salir de fiesta: llega el turno de la...

Parte III: A la puta calle

¡Todos fuera! Gritar eso queda feo, claro. Ya os dimos alguna clave para mandar amablemente a vuestros invitados a otro lado el año pasado, y esta vez la aproximación es similar: si todo el mundo está muy cómodo nadie querrá romper nunca esa pequeña burbuja de felicidad idílica, así que hay que incomodar un poco. My World de Iggy Azalea gana con videoclip y Loud Pipes de Ratatat sirve de enlace entre la rapera australiana y I Know the Truth de Pretty Lights: sin meternos en el brostep más extremo, seguro que con esta canción empezamos a tocar un poco las narices al típico que no puede soportar ni escuchar cuatro minutos de dubstep. Lo que sigue es una pequeña selección de chiptune y música con fuertes raíces en el videojuego: doy por sentado que a) en vuestra fiesta habrá varias personas a las que no les gustan los videojuegos y acabarán hasta la coronilla de escuchar ruiditos, o b) sois todo auténticos fanáticos del videojuego y sabréis utilizar los últimos cuatro minutos de música clásica de Konami como punto y final perfecto a una velada que no termina ahí: sólo se mueve a otro espacio.

También puede darse que escuchar una canción de Contra os lleve a desempolvar alguna consola muy antigua y os paséis toda la noche jugando a algún juego de NES en una televisión de 46 pulgadas, celebrando la amistad y, si habéis seguido los consejos del año pasado, ya bastante piripis, pero, ¡ah!, lo tenemos todo pensado: ciñéndoos a las cantidades que os recomendamos, estaréis justo en ese momento en el que queréis un cubata y en casa ya no podéis disponer de él. Nunca está de más empezar 2013 con un terrible dilema moral y etílico.

Estos han sido nuestros consejos musicales. En combinación con nuestra guía del año pasado, creo que podemos empezar a decir que la cosa se va perfilando: quién sabe qué nos depararán estos 365 días próximos, pero tenemos claro que el primero tiene que ser bueno y, poco a poco, cada vez mejor. ¡Miramos al futuro! Aquí abajo tenéis, por si las moscas, la lista de reproducción completa, con las tres partes. ¡A disfrutar!

Comparte este artículo:
Comentarios (14) Escribe el tuyo Ir ↓

Solo los usuarios registrados pueden comentar.

Loader
Arriba